Los beneficios para un sindicato cómplice

El sindicato de trabajadores municipales, es el bendecido por ésta gestión. sus capos, trabajan de obedientes y son premiados, como es el caso de un tal Monzón, que obtuvo hace poco y de un plumazo la categoría 11, y como no alcanzó, de golpe le dieron la categoría 6 sólo por agachar la cabeza; algo que molesta y muchos a los trabajadores que dice representar y muy mal, por cierto.

Además, se apropian de un espacio público sin permiso del concejo deliberante, para que sólo ellos puedan estacionar, y además de fijar un horario de prohibición de estacionar como si fuera un almacén donde cargan y descargan mercadería, pintan el espacio de amarillo como si el cordón fuera de ellos.

Y hay más. Hace poco falleció Amalia Farías, que tenía casa en el barrio municipal…y parece que se la quieren entregar a otro municipal para que siga colgado de la luz como la mayoría. Problema judicial en marcha.

Hay muchos heridos, y a muchos jubilados les dieron de baja sin darles la categoría para que no cobren la jubilación con aumento. Pero los dos capos bendecidos y muy mayores, no son invitados a jubilarse ni investigados por irregularidades (recordemos aquella oportunidad que no estaba el dinero depositado por fallecimiento).

Como dicen por ahí, así cualquiera tiene radio, almacén, dinero y beneficios, aunque no nos consta, pero las prueba las tienen los mismos trabajadores.

Afiliate al gremio así viven de tu dinero y el ejecutivo tapa todo, dicen por lo bajo en los pasillos municipales.

Un gremio sin intervenir, el único reconocido por el patrón y sus descendientes, sigue haciendo de las suyas.

Dejá tu comentario