Política |

Los fueros son del cuerpo y no de sus miembros individuales

Política, Constitución y Campaña.

En éstos días donde hace falta imagen y mucho marketing, Massa y Stolbizer avanzan en ésta línea renunciando a sus fueros, pero ésto le quita credibilidad a la política como ciencia.
Lo justo hubiera sido que renuncien a mucho más, no sólo un anuncio que no es otra cosa que parte de la cosmética de la política.
Renunciar a todas las inmunidades es por lo menos, un hecho con el que se puede engañar a los ciudadanos que no están en campaña y que quizás olvidaron que nadie puede contradecir lo que está escrito en nuestra Constitución.

El art 68 de la Constitución indica que “ninguno de los miembros del Congreso puede ser acusado, interrogado judicialmente, ni molestado por las opiniones o discursos que emita desempeñando su mandato de legislador”. Esta es la función más importante de los fueros y ¿Massa y Stolbizer acaso renuncian a decir la verdad?

Que son los fueros y por qué no se puede renunciar a ellos

Los legisladores sólo tienen inmunidad de arresto pero no de proceso por lo que nunca un juez puede sentirse inhibido de tomar declaración a ningún diputado o senador.

Los fueros son del cuerpo, no de sus miembros individuales. Solo el cuerpo puede quitarlos, y por causales específicas y restringidas.

Los fueros son individualmente irrenunciables, son una garantía constitucional y quitarlos es una decisión de la Cámara que debe decidir esto a requerimiento de un juez.

“La ley vigente no obstaculiza el avance de las causas penales”. El juez puede continuar con todo el proceso e incluso llegar a una condena mientras no haya detención y ahí pedir el desafuero.

La idea detrás de esta protección es apuntalar la división de poderes e impedir que se encarcele a integrantes de los otros poderes del Estado por cuestiones políticas.

Dejá tu comentario