Los irresponsables mal estacionados y el uso particular de las camionetas municipales

Los espacios donde pueden estacionar autos para discapacitados son pocos en la ciudad. Si a eso le sumamos conductores inescrupulosos que estacionan donde encuentran lugar sin respetar las normas de tránsito, los discapacitados viven el calvario de dar vueltas y vueltas esperando que dejen libre los espacios que les corresponden.

Cuando el gobierno que debe dar el ejemplo, no lo hace, sólo produce indignación con justa razón.

En San Nicolás la falta de respeto comienza desde las autoridades y se vive a diario la falta de control. En este caso, una camioneta municipal permaneció por mucho tiempo estacionada en un lugar que es para ascenso y descenso de personas discapacitadas, para la que existe una ordenanza que no se cumple en la ciudad con dueños. Y los que necesitan estacionar, ven ocupados sus lugares con autos particulares y municipales.

Es común ver camionetas mal estacionadas que son utilizadas por empleados para asuntos personales que nada tienen que ver con la función para la que fueron compradas y que la manejan amigos, familiares, y funcionarios.

El juez de faltas no existe en la ciudad, salvo para ganar un sueldo muy importante. Nadie lo conoce, y hasta algunos aseguran que ya tiene su pasaje para irse al mundial de Rusia.

El alto desconocimiento de los inspectores hizo que días pasados multaran a una persona discapacitada (error) por estacionar sobre una línea amarilla, cuando pueden hacerlo. El ejemplo de la foto es de una persona discapacitada que tras pasar más de media hora por el lugar (Garibaldi 220) la camioneta municipal, no se movió.

El reflejo de un gobierno de Cambiemos para la foto.

Dejá tu comentario