Manuel Passaglia deja sin bono a empleados municipales en su día

Día no laborable y sin bono para muchos

Algo huele muy feo en el municipio gobernado por el macristra Manuel Passaglia. En San Nicolás más de 70 familias no tienen nada que festejar en su día porque les negaron el bono de $6000 que sí les dieron a los obsecuentes.

Este viernes 8 de noviembre no hay actividad en la mayoría de las dependencias municipales y tampoco los trabajadores dell Estado de San Nicolás tienen algo por qué brindar en su día. Hoy es el día del Día del empleado municipal más triste desde que asumió la familia Passaglia en el 2011.

Su actual triunfo le da a Manuel Passaglia la legitimidad y la confianza para seguir persiguiendo trabajadores.

Para tener en cuenta; los trabajadores municipales cobran salarios de pobreza y con eso se aprovechan de las enormes necesidades que padecen, para garantizar esclavitud, sometimiento, y un feudo soberano.

San Nicolás está lleno de excepciones. ¿Cómo festejar tanto traslado, tanta discriminación, tanta violencia de parte de un poder municipal que deja a los trabajadores de ATE y a los jubilados sin el bono que prometió en campaña y para la foto?.

Violencia simbólica, violencia real. Es todo lo que ofrece este estado ausente de las necesidades sociales de los trabajadores que a su cargo están por debajo de la línea de pobreza.

¿Pero a quién le interesa si ganó las elecciones? se lee y se escucha por ahí. Lo cierto es que ninguna justicia actúa en defensa de los trabajadores intimidados, castigados y violentados.

Todos comiendo de su mano, así quiere Manuel tener a su merced a los trabajadores, igual que su papá hizo con él y la historia se repite. Esta es la expresión de una gran debilidad política aunque haya ganado las elecciones. Sólo bastó verlo como un poseído y un exaltado el día que ganó. Sin embargo el triunfo en las urnas no le da derechos para dañar pero parece que los triunfos le dan a algunos un certificado de maltratador; un intendente es un servidor público y no al revés.

Sin estética política, la precariedad con la que todo mandamás autoritario ejerce sobre sus trabajadores es la precariedad de su propia vida y ésta es la síntesis que lo define al intendente. La carencia o falta de seguridad se evidencia en el maltrato que ejerce sobre los otros, como lo vivió él mismo; A los gritos y a puro sometimiento es de lo que se vale todo maltratador para ocultar su carencia más extrema.

Nuestro medio saluda a todos los trabajadores de Ate y a todos los jubilados de Ate en su día y repudia todo accionar municipal macrista contra los trabajares del Estado municipal.

ATE, la bandera y los colores que nunca claudicarán

Dejá tu comentario