Generales | Manuel Passaglia | nicoleños | Tasas

El intendente imputado y la ilegalidad de todos los aumentos y conceptos que le quiere cobrar al vecino

Aumento del alumbrado público, del espacio de litoral gas, los cánones a las empresas y las multas

A pesar de estar nervioso por el avance de la justicia, el intendente imputado quiere recaudar todo lo que se pueda y lo hace para que todo recaiga necesaria y obligadamente en el contribuyente y vecino de la ciudad.

Amen de la ilegalidad de los aumentos de tasas, a los nicoleños les aumenta todo en función de los siguientes conceptos y que pagamos todos:

El intendente le aumentó el espacio público que abona Litoral Gas, como éste concepto aumentó, Litoral gas lo aumenta en las facturas que llegan a cada casa.

El alumbrado público. Hay vecinos que abonan más por alumbrado público que por consumo domiciliario, que también aumentó.

"Todos éstos conceptos que se suman en las facturas, es lo que cobra el municipio".

Como si eso no alcanzara y algo que también recaerá en el bolsillo del vecino es lo que el intendente le va a cobrar mensualmente a empresas, aseguradoras y obras sociales una suerte de canon o curro; a las compañías de seguro por cada asegurado en la ciudad; a las ART por cada trabajador ,y a las obras sociales públicas y privadas por cada afiliado. Todos deberán pagar un importe mensual que seguramente y sin dudar recaerá en lo que pagará cada vecino de la ciudad, y a ésto hay que sumarle las 90 multas diarias que ordena el intendente se realicen por día.

Por recaudar y terminar su casa, Manuel Passaglia está dispuesto a no perder nada y que esos valores ingresen a las arcas municipales o propias, afirman, por eso apeló la cautelar que dispuso la jueza en lo contencioso administrativo contra el aumento de las tasas, las cautelares que iniciaron los particulares y la denuncia que presentó contra los aumentos el defensor del pueblo de la provincia.

Recaudar a toda costa es la premisa de la familia dueña de la ciudad. Así escucha a los vecinos Manu.

Escrito esto, el intendente va a persistir en sus embates contra los habitantes del partido de la ciudad sin autoridad moral. Su enriquecimiento, el ilícito y no el espiritual, está dado por la complicidad del dinero de la obra pública, los sobreprecios de las obras, los empresarios embargados, las empresas socias, el aval de Vidal y Cía, y todo, con permiso para robar.

image.png

No nos olvidemos de las multas ordenadas por el mismo intendente, que no deben ser menos de 90 multas por día.

Así y todo, 8 contra 8, por ahora son los concejales reunidos en el concejo deliberante passaglista para tirar para atrás los aumentos ilegales e inconstitucionales de las tasas.

Dejá tu comentario