Política | Manuel Passaglia | nicoleños | San Nicolás

El intendente de San Nicolas va a terminar las obras públicas porque ya fueron abonadas

Obra pública, ¿la gran estafa?

El intendente Manuel Passaglia aseguró públicamente que, la Municipalidad de San Nicolás asume la responsabilidad de que las obras se terminarán, giren o no los recursos de Provincia o Nación. Y acá surge la duda; si ya fueron abonadas las obras iniciadas, no necesita fondos ni recursos, y no dejan de llamar la atención sus declaraciones. Sin embargo, el fondo educativo sigue sin ser ejecutado y el tribunal de cuentas, bien gracias.

Si pretendiera terminar con las obras iniciadas con el fondo educativo guardado en plazos fijos hace dos años consecutivos sin ser utilizados, le sobran millones para terminar las obras si fuera el caso. Como ese dinero para las obras mencionadas ingresó a las arcas municipales, el fondo educativo seguirá corriendo la misma suerte de generar intereses.

Ahora se llamó a licitación para obras prometidas, (reservamos el nombre de la empresa a la que ya le habrían adjudicado las próximas licitaciones) a cambio, aseguran por lo bajo, se terminará la casa del diputado Santiago Passaglia y hasta la propia del intendente como si fueran obras municipales, confió a éste medio un funcionario y circula como rumor en pasillos de Palacio.

El tema es ¿con qué empresas pactó y con qué sobreprecio?, algo no menor.

Las mentiras. Las obras que ya están pagas y en ejecución son, el entubamiento del zanjón San Nicolás, y las casas que se están construyendo en barrio San Francisco, entre otras obras; por eso aunque no reciban recursos, esos recursos ya fueron abonados por la provincia en un caso y por el Instituto de la Vivienda por el otro, regenteado por Ismael Passaglia cuando estaba al frente de esa repartición. Entonces, la plata está sin necesidad de hacer propaganda municipal para quedar como el gran héroe de la ciudad, afirman.

Por eso quiero llevar tranquilidad a los vecinos nicoleños, aseguró el intendente imputado, en el sentido que se van a terminar absolutamente todas las obras iniciadas. Lo mismo que sucede con el zanjón San Nicolás cabe para las casas que se están construyendo en barrio San Francisco, apuntó el jefe comunal. Lo mismo le dijo a los vecinos del barrio Somisa cuando tuvieron problemas con el agua; la obra no se controló y tampoco se ejecutó y había sido abonada por la provincia y la empresa contratada por la provincia y la plata de esa obra se gastó o se guardó.

Los tiempos passaglistas; siempre les falta un centavo para el peso. En el caso del zanjón, dice el intendente que los tiempos originales preveían su finalización para el mes de octubre pasado, pero los trabajos se frenaron, según relatan los medios amigos, por cuestiones relativas a la determinación de costos dice el intendente, sin embargo las obras fueron financiadas en su totalidad. O sea que ya se la gastó o está en plazo fijo, como acostumbra la familia, aseguran.

A los Passaglia siempre les falta dinero para terminar las obras como cuando Don Ismael le pidió a la ex gobernadora, dinero para terminar los viaductos de la ciudad, algo que ya habían sido abonadas en su totalidad. Lo mismo sucedió con el estadio municipal, y podríamos enumerar más hechos, pero para muestra sirven algunos ejemplos.

Dejá tu comentario