Política |

Merendero de Tito. La realidad que duele cuando el estado sólo piensa en baldosas

Las caras de la crisis en los sectores más vulnerables de San Nicolás.

Existen familias y parece mentira que sobreviven días sin comer. El hambre también existe en San Nicolás, y a pesar de que tenemos los medios, la oportunidad y el deber de salvar vidas; en la ciudad se gasta en baldosas, plazas, y obras que se llevan el dinero público a otro lado menos donde debe ir.

Hoy no hay respuestas ni del gobierno municipal ni provincial; sin embargo existen personas que salen a dar respuestas a los más necesitados y éste merendero es un ejemplo de ello. Hay hambre en San Nicolás, y la realidad choca contra la indiferencia y el conformismo de muchos.

Hoy nos mandaron unas fotos del merendero de Tito para que se pueda conocer y hacer pública, la creciente necesidad que existe hoy en nuestra ciudad con una lamentable y mezquina ausencia del estado.

Si no fuera por la ayuda de tanta gente, a pulmón, no se hubiese echo realidad. El merendero arrancó con 20 chicos y hoy son 62, a quiénes se les da de comer de lunes a viernes a partir de las 19 horas.

El Merendero funciona en calle Las hermanas 366 entre Chacabuco y Olleros, barrio Don Miguel.

Cuando el hambre golpea a la infancia, no hay justificativo válido para mirar para otro lado.

Nuestro medio agradece a Compromiso Nicoleño por la ayuda.

Dejá tu comentario