Mucha primavera y las ambulancias muriédose de risa

las ambulancias son para todos

El hospital y las ambulancias no son sólo para pobres, como parece decir la "gente bien" que se jacta al creer que jamás caerán en un hospital publico y mucho menos necesitar una ambulancia municipal o provincial.

Sabido es que un accidente en la vía pública nos puede pasar a todos por igual. Un ataque al corazón, cruzar una calle desprevenidos y caernos; desmayarnos, tropezar por el estado de las veredas, o ser llevados por delante por un auto o una moto, o tan solo cruzar mal una calle y sufrir un accidente.

El servicio de emergencia sólo se vuelve visible para los medios cuando registran en tiempo real la muerte de una persona, que fallece esperando una ambulancia.

El tema es que mientras esto pasa, la gente espera y en el estacionamiento del hospital San Felipe, hay ambulancias que están paradas por meses porque no sirven o requieren de mantenimiento o simplemente no brindan el servicio porque no quieren pagar a más personal. El ahorro que nos sale caro a todos.

Existen denuncias de corrupción en el sector salud, y todo debiéramos revisarlo con lupa, porque desde hace tiempo, el rumor generalizado es que esta área es la caja chica de muchos negocios turbios que no sólo involucraría al gobierno municipal, sino también a empresas y sectores particulares y al servicio del SAME, que como ya informara nuestro medio, son alquiladas por el municipio a privados y sectores que tienen la obligación de contratar servicios de emergencia privados y no que el municipio destine ambulancias al cuidado del puerto o el autódromo mientras alguno da vueltitas...

Cuando las ambulancias llegan tarde o no llegan, todos somos víctimas por igual.

Dejá tu comentario