Política |

Vidal regaló el puerto y transfirió todas las tierras provinciales a la explotación privada

Todos los amigos de Vidal en San Nicolas siguen administrando ganancias multimillonarias, beneficios extraordinarios y libre albedrío para disponer de los bienes del estado a su antojo, entre otros, de los espacios concesionados que ahora se volverán negocios privados; tierras que de repente tendrán dueños para su libre explotación y uso, y la libre disponibilidad del dinero sin rendir cuentas al estado; el que siempre debió ser el garante de que los políticos no se vuelvan millonarios con la plata y los bienes públicos que son de todos y no de unos pocos. Sin embargo así es Cambiemos, así es la familia, así entregaron todo para evitar el conocido salto político al que nos tiene acostumbrados la familia gobernante. ¿Alcanzará ésta vez?

La provincia (Cambiemos) transfiere al consorcio de gestión del puerto local, todos los bienes muebles e inmuebles para uso y en forma gratuita, que recibiera del gobierno nacional y los adquiridos durante la gestión provincial de toda la jurisdicción del puerto de San Nicolás; es decir hasta las tierras que siempre fueron del ámbito provincial son ahora cedidos para la libre explotación del consorcio de gestión y de todos los allegados al poder político y familiar.

El regalo de Cambiemos, un lujo para pocos y todo para que gane Cambiemos; sin embargo todo ésto sucedió antes de saber que los votos esta vez no le llegaron a la gobernadora ni a Cambiemos como le prometieron y lejos quedó el actual intendente de lograr el caudal de votos obtenido en otras elecciones. En la ciudad las fórmulas del Frente para Todos, presidencia y gobernación, lograron la victoria, y fue premiado el actual intendente por su ineficiencia y su imputación por lavado de dinero y enriquecimiento ilícito en por lo menos dos causas.

Si gana Manuel Passaglia se queda con una ganancia millonaria en el presente y a futuro; si pierde se queda con una ganancia millonaria hoy y mañana, él y su círculo íntimo. De la justicia depende y de los votos también.

No todo lo que reluce es oro, pero lo cierto es que con el voto se hacen más millonarios en el municipio y pensar que muchos se encandilan por el brillo de unas baldosas, “un autódromo que no es de los nicoleños” (esto es materia de investigación de nuestro medio) un estadio único que costó cuatro veces su millonario valor y de permitir el enriquecimiento ilícito de poseer, entre otros bienes, grandes extensiones de tierras “donadas” viviendo siempre de un sueldo del estado.

Muchos terrenos fiscales fueron cedidos por éste gobierno a partir del 2012 y a través de ordenanzas. Adjudicaciones de tierras del estado a privados, presidentes de barrios, y a amigos.
El contralor que lo ejerció el Departamento Ejecutivo Municipal a través de la Dirección de Tierras y Viviendas, tuvo como objetivo comprar votos regalando tierras que tienen como prioridad salvaguardar el patrimonio nacional y provincial, o sea estatal, para que no hagan negocio los políticos de turno, y la maniobra quedó oculta a través de la campaña nacional del uso de esas tierras para viviendas.

Antes de votar, pensemos.

Te puede interesar

Dejá tu comentario