Generales | online | Aislamiento | Pandemia

Pasada la pandemia, se evitarán los lugares concurridos

Luego del aislamiento, un estudio revela que habrá cambios de conductas y de vínculos que prevalecerán a futuro al superar la pandemia

Lo que nos dejará a futuro la Pandemia y el aislamiento, según un estudio.

Los resultados arrojaron que las personas perciben que nos dirigimos a cambios en las conductas y en los vínculos, principalmente mediados por una mayor interacción virtual. La encuesta de opinión también examina la posible mayor utilización a futuro de las plataformas de video y de las compras online.

Un estudio realizado por la Secretaría de Medios y Comunicaciones de la Universidad Nacional de La Matanza, analiza 1250 casos reclutados de forma online en la Ciudad de Buenos Aires y en las zonas norte, oeste y sur del Gran Buenos Aires. La investigación indaga si las nuevas prácticas en relación a la emergencia sanitaria y el aislamiento son transitorias o si algunos de los cambios en la vida social y en los hábitos de consumo prevalecerán en el futuro al superar la pandemia.

En términos generales, los resultados arrojaron que las personas perciben que nos dirigimos a cambios en las conductas y en los vínculos, principalmente mediados por una mayor interacción virtual luego de finalizada la Pandemia y se supere el aislamiento. Un 62 por ciento dice que continuará evitando lugares concurridos, un 52 por ciento que continuará tomando distancia y un 16 por ciento que evitará el contacto personal.

La encuesta de opinión también examina la posible mayor utilización a futuro de las plataformas de video y de las compras online. Respecto a los hábitos de cuidado personal, el 99,2 por ciento de los encuestados afirma haber incorporado prácticas recomendadas para evitar la transmisión del Coronavirus y el 96,7 por ciento dice que continuará con algunas de estas prácticas una vez que termine el aislamiento.

image.png
La vida después del aislamiento

La vida después del aislamiento

A partir de la cuarentena obligatoria, las plataformas de video adquirieron un lugar protagónico como soporte en la comunicación interpersonal, profesional y para el entretenimiento. El 81,8 por ciento de los encuestados utilizó alguna plataforma o aplicación de video y el 73,1 por ciento asegura que continuará utilizándolas en el futuro.

En relación a lo que las personas querrían hacer al concluir la cuarentena, la posibilidad de ver a un familiar (51,4 por ciento), ir a trabajar y ver a los amigos se ubican entre los principales deseos. En segundo orden, aparecen actividades vinculadas a caminar, hacer deporte o viajar. Por último, se agrupan las categorías que tienen que ver con ir a espectáculos, a bares o ir a ver un partido de fútbol.

Respecto a las compras online, el porcentaje de personas que nunca habían implementado esta práctica y que comenzaron a realizarla desde el inicio del aislamiento es leve (un 5,7 por ciento). Sin embargo, entre los que no han utilizado estos servicios aún, un 37 por ciento manifiesta que en el futuro podría utilizar el sistema online.

Los aspectos que consideran favorables quienes realizaron educación a distancia es el manejo de los horarios y el ahorro de tiempo o gastos. Por otra parte, son pocas las personas que dicen sentirse más cómodas (16,3 por ciento) y que consideran que es más práctico (13,3 por ciento).

Respecto al teletrabajo, el 65,7 por ciento de los encuestados valoró de forma positiva esta práctica y un 9,5 manifestó rechazo. Los principales aspectos que destacan quienes realizaron la experiencia son el manejo de los horarios y el ahorro de tiempo o gastos, si bien solamente el 7,3 por ciento dice sentirse más cómodo y el solo 3,5 por ciento considera que es más práctico.

La pandemia, el aislamiento como encierro y un cambio en las prácticas habituales. En este sentido, el 18,9 por ciento de los participantes dice no encontrarle ningún beneficio e indica como aspectos negativos el tener que trabajar más de lo habitual, el encontrar dificultades para concentrarse, los problemas de comunicación y el acceso o calidad de la red, además de las incomodidades propias de la falta de infraestructura adecuada en el hogar.

Por otra parte las compras online suelen ser resistidas por personas mayores no acostumbradas al manejo de la tecnología y por temor a ser engañadas. (InfoGEI) Mg

Dejá tu comentario