Política |

Paco Durañona al Bailando. Un ultraconservador que acomodó a sus íntimos

Un sábado donde Durañona no aparecía, y armaba las listas en otro lado.

Pero ya lo llaman el nuevo Ottavis de la política, como cuando todos lo señalaban a Ottavis como un ridículo.

En algunos círculos hoy se valora la honestidad de José Ottavis para la autocrítica, que por supuesto, no es el caso del Paco de la Segunda que con varias choripaneadas en “su quinta” logró distraer al enemigo. Todos eran sus enemigos, a tal punto de dejar afuera de la lista a sus amigos intendentes de la zona.

Siguiendo con Durañona, mucho se especula con el ultraconservador que quiere ir al Bailando, y que se convierte en el adalid del engaño, dejando a todos afuera para incluir en su lista de la segunda a sus dos amigos “íntimos”, uno más íntimo que el otro.

Los intendentes que casi armaron una cooperativa política, terminaron desilusionados el sábado a la noche cuando pugnando por un lugar, la unidad los dejó afuera. Los datos ya no son secretos a pesar de desconfiar, como anticipáramos, de Mariano Pinedo, el concejal de San Antonio de Areco que responde a Francisco Durañona.
Pinedo tiene un dato curioso: es el hermano del senador PRO Federico Pinedo, cuya presidencia de 24 horas entre CFK y Macri lo catapultó a la fama. En segundo lugar aparece Patricia Moyano, esposa del intendente de Zárate, Osvaldo Cáffaro y tercero Marquitos Di Palma que ocupaba un lugar en la lista fallida de Berni, fue el más beneficiado, dejando a Teisseire de San Nicolás, fuera de toda chance.

Los frutos de los romances que envuelven a los políticos les da chapa, como Paco Durañona y Vedia y Marina Moretti, oriunda de San Andrés de Giles, el romance que develó en exclusiva AGencia Nova. Así Paco, logra colocar a la niña y a su primer concejal en dos lugares importantes.

Sin embargo éste ultraconservador disfrazado, es muy criticado en su pueblo: “Lo único que hace es disfrutar de la plata del pueblo, y no le da solución a la población”, lo cuestionan.. Así y todo, logró coquetear con todos para saber cuáles eran los “otros” que jugaban en la segunda para madrugarlos y se salió con la suya.

Seguro y sin dudas, las facturas no tardarán en caerle al hombre, porque nunca quedó claro para quién jugaba.

Foto: Producción Mauro Viale

Dejá tu comentario