Passaglia paga 24mil pesos para cortar el pasto en una plaza

El municipio paga por cortar el pasto en una plaza de la ciudad, como barrio golf, por el módico precio de $24.000, en vez de sólo pagar mil pesos si se hiciera con los trabajadores municipales.

Lo cierto es que el pasto debe cortarse cuando supera los cinco centímetros y considerando las lluvias estacionales, hay que cortar el pasto dos veces al mes. Saquemos cuentas vecinos…

La maleza y los altos pastizales son moneda corriente en muchos espacios verdes de la ciudad. Sin embargo de eso no se ocupa Espacios Verdes municipales. Tercerizan el servicio a un valor exhorbitante en vez de hacer su propio trabajo, como por ejemplo en la plaza que mencionamos.
¿Aquí se ven las tasas que el vecino paga como dijo el intendente interino? No. Aquí se ve lo lejos que está el municipio de la austeridad que prometió tantas veces. La plata del contribuyente va a las plazas y a las luces encendidas de día.

Los lugares en mal estado alejan familias y niños, atraen delincuentes y ratas; en las plazas sucede lo mismo. Los juegos y bancos están en mal estado y ni hablar de los gimnasios a cielo abierto.

En otros espacios alejados del centro las malezas florecen sin control, y que bien le haría a las cooperativas ocuparse del pasto de las plazas y no sólo de la construcción que deja mucho extra que nunca ven los cooperativistas.

Por lo visto, muchos pequeños negocios existen en la ciudad. Lo que no se sabe y no pudieron mostrarnos es el valor de la factura. En ese sentido surge como conclusión que, o el monto facturado es superior a los 24mil pesos por cada corte de pasto o no existe factura que respalde el trabajo.

Dejá tu comentario