Política |

Permisos de uso vencidos en el puerto de San Nicolás. Otra punta de la corrupción portuaria que apunta al ministro Tizado y a Ismael Passaglia

Un puerto a la medida de la familia Passaglia.
Permisos de uso vencidos, y como adelantáramos en otra nota, al negocio redondo que sería otorgarle al puerto de San Nicolás el tan esperado Consorcio de Gestión -una forma de privatización encubierta- se le sumaría el ministro Tizado y varias de las autoridades a su cargo.
Passaglia pone en jaque al ministro pidiéndole que no resuelva los permisos de uso pendientes y forzar a que se resuelvan dentro del ámbito del nuevo consorcio que ya maneja el administrador del Instituto de la Vivienda. Lejos de la transparencia, la estrategia es que no se descubra y queden impunes las irregularidades que rodean a la empresa Ponal SA, entre otras, que ya fue motivo de denuncia.

El Consorcio de gestión que ya tendrían cerrado el ministro Tizado con Ismael Passaglia para fin de año, es manejado por el propio Ismael Passaglia.

El ministro, se infiere, sería cómplice de esta maniobra, porque hace más de 2 años que debió resolver la situación de los permisos de uso de Ponal SA (hoy Terminales y Servicios) y Pamsa SA, y no ha tomado ninguna medida al respecto. Vale aclarar que el ministro y la subsecretaría de asuntos portuarios y sus abogados están al tanto de la denuncia penal que se realizó en la fiscalía general de San Nicolás, pero el caso duerme para que no se despierte y nadie sepa de qué se trata.

Toda esta cuestión vinculada a corrupción portuaria fue ventilada en la denuncia penal que impulsó la titular de este medio (Diariolaverdad) y apunta a destejer una trama político-empresaria con perjuicios directos a las arcas del estado.
y ni hablar de los derechos de preferencias y sus irregularidades que favorecen a una sola empresa, perjudicando al resto.

Vamos a solicitar a la fiscalía que inicie una investigación sobre todos los Permisos de Uso del 2007 a la fecha, porque se trata de saber si realmente el objetivo de éste gobierno es la transparencia.

Y ni hablar de los sobreprecios: ¿Quién dragó el puerto, hubo licitación? ¿hay diferencias de precios con otros puertos? son otras de las preguntas que nos hacemos…

Dejá tu comentario