Piden trabajo, no les dan y los denuncian. Así esta San Nicolás, el puerto y la desocupación

Criminalizar la protesta, de eso sabe la corrupción.

20 familias estuvieron hoy en el puerto; no cortaron calles ni impidieron que ingresen camiones al puerto pero Matteucci, “el abogado laboral” los quiere denunciar penalmente.
Estos desocupados de San Nicolás se manifiestan solos, más de veinte familias a la intemperie, en las adyacencias del puerto de San Nicolás que ya tiene nuevo comisario, sin otro apoyo que sus rostros de desamparo, hambre, promesas, y los medios que mienten.

Los sin trabajo, quieren trabajo… presentaron un petitorio al intendente de Cambiemos, Passaglia y como no da la cara, los atendió el funcionario de obras públicas para decirles que no hay trabajo; pero lo cierto es que en la mayoría de las obras de la ciudad, trabajan extranjeros ilegales y nadie controla. No están en contra de los trabajadores extranjeros, pero quieren que los nicoleños trabajen en las obras nicoleñas como alguna vez prometió Ismael como ahora cuando ya le empezaba a fallar la memoria.

A través de un petitorio al intendente, éstas familias fueron al municipio y no les dieron respuestas, tampoco Campanita Matteucci, el director del puerto.

Hoy estos desocupados -que ha generado la política de los Passaglia mientras se llenan los bolsillos- prendieron cubiertas, hacen visible la impotencia, pero repetimos, No cortaron las calles ni el ingreso al puerto, quieren trabajar; no quieren planes ni subsidios, quieren trabajo.

Prometen volver, hasta que los acompañen otras organizaciones sociales, gremios, compañeros, políticos.

Lo cierto es que ante éste conflicto, no sabemos qué proyecto de ciudad tienen los que quieren ser candidatos a intendentes.
¿Cómo van a resolver éste tema?
¿Pedirán una auditoría de las obras y los incumplimientos?
¿Denunciarán las partidas completas en plazos fijos que lo único que producen es subejecución de presupuestos?.
¿Qué proyecto tienen para salud, los merenderos, los impuestos y las tasas?

Alguna vez escribimos, no votemos buenos muchachos, votemos al que acompaña los reclamos de los trabajadores, los vecinos, los más vulnerables y los sin voz, estando presentes. No los vimos en el tribunal de cuentas, no los vimos en el puerto, no los vimos opinar sobre las denuncias que pesan sobre la familia en el poder; no los vimos denunciando sobreprecios en las obras; no los vemos en el concejo deliberante, no los vemos…

Dejá tu comentario