Política |

Por el Concejo deliberante pasó el tema de la pirotecnia pero nunca la ampliación del autódromo

El Concejo deliberante de San Nicolás terminó sus sesiones sin demasiadas urgencias ni mucho trabajo. Votaron el aumento de las tasas, el boleto de colectivo, el uso de pirotecnia está prohibido recién para marzo y los números del autódromo no los conoce nadie. Eso sí, cobran como concejales y además como directores de puerto, de hospital, como funcionarios, etc etc etc; total, ellos van al autódromo gratis, no viajan en colectivo, no pagan multas, usan autos oficiales, combustible local y están exentos de pagar las tasas.

La prohibición de pirotecnia pasó para marzo, y eso sí llegó al recinto, pero nunca paso por el concejo la ampliación del autódromo, todas las modificaciones que hubo que realizar con dinero, la compra de tierras pegadas a las curvas, etc etc etc. Ningún concejal de la oposición conoce la cifra de la compra del predio, ni de tierras lindantes ni cómo se utilizó el dinero ni cuáles fueron las partidas para ese fin ni menos aún cuánto se recaudó; ni con qué permiso el director del autódromo, amigo de la familia, alquila el predio para fiestas privadas de autos de lujo o para que den una vueltita los pilotos locales a los que no les alcanzó el parque Cormirsa.

Ningún concejal oficialista se preocupó por los empleados municipales que no recibieron aumento ni bono de fin de año; los que fueron obligados a trasladarse a espacios sin reparos, sin agua, sin baños. A ninguno de éstos concejales de Cambiemos le importó el tema de los viáticos que usan los funcionarios que también casualmente es dinero de los contribuyentes. A ninguno le importó el estado de las casas que fueron entregadas a las familias reubicadas de La Papelera, ni de las tres familias que quedaron sin casa por capricho de los Passaglia y de los funcionarios. A ningún concejal le importó que se le cobraron los impuestos a los vecinos de la Emilia cuando ellos mismos votaron a favor de que no se le cobraran impuestos. Nadie conoce cuanto costaron las baldosas de la obra del centro ni de las farolas nuevas ni dónde se compraron ni a quién.

Muchos de éstos concejales fueron aportantes de la campaña de Cambiemos con la plata de los contribuyentes. No se sanciona para multar a los funcionarios de Cambiemos que estacionan en lugares donde está prohibido, inclusive los mismos concejales. No se sancionó para pedir explicaciones a Hacienda. A nadie le importa el lavado de dinero ni el enriquecimiento ilícito de sus dueños.

Otro año más de dictadura legislativa.
Otro años más de mancha a la democracia en la ciudad porque como si fuera poco, como “gran contribuyente” estuvo sentado un personaje siniestro acusado de torturas y vejámenes en la época de la dictadura en Pergamino, escondido en el partido de San Nicolas y concejal suplente en la lista de Don Ismael.

Dejá tu comentario