Que es la Cámara Gesell en el caso de niños abusados

¿Qué es, Cómo funciona y Cuál es el objetivo de la Cámara Gesell?

La Cámara de Gesell se comienza a utilizar en el ámbito jurídico Argentino entre el año 2000 y 2004.

En este artículo revisaremos la historia de este dispositivo, como funciona y la fundamentación científica que recomienda su utilización para el testimonio de niños, niñas y adolescentes (NNyA) en causas judiciales.

Protocolo de procedimiento frente a denuncias de abuso a niños menores
Actualmente, cuando se registra una denuncia de maltrato psicológico o abuso sexual infantil el fiscal debe fijar inmediatamente una fecha para tomar una prueba testimonial al NNyA.

Una declaración testimonial es una entrevista psicológica guiada con el propósito de indagar y relevar el testimonio de los menores respecto a los hechos denunciados.

Dicho “interrogatorio” es realizado por el psicólogo o perito oficial en una habitación acondicionada para ese propósito, la cual es denominada “Cámara Gesell”.

Posteriormente se notifica la fecha fijada a los fiscales de familia, los defensores de menores, los abogados y los psicólogos forenses para que puedan acudir a observar las declaraciones testimoniales que tomara el perito forense a la víctima o testigo.

Al momento de tomar testimonio al NNyA las partes podrán consensuar preguntas junto a la fiscalía. Al finalizar la testimonial, ambas partes firmaran en conformidad o disconformidad el acta ( documento diferente al informe psicológico).

Denuncias de abuso
Se dice que el abuso sexual es el más escondido de los maltratos y del que menos se conoce.

El abuso sexual y la violencia infantil no ocurre sólo en poblaciones marginales sino que abarca todas las culturas y todas las clases sociales.

Actualmente, la denuncia de abuso sexual a menores se concreta luego de días, meses, o incluso años, de haber ocurrido.

Esta demora se debe a múltiples factores, pero uno de los principales es que el abusador sexual opera sobre la voluntad del niño para incentivar la culpa, vergüenza o el temor las consecuencias por su denuncia.

La mayor cantidad de denuncias que existe en la actualidad se debe, simplemente, a que en los últimos tiempos las personas involucradas comenzaron a denunciarlo.

Para qué sirve la Cámara Gesell
El propósito de la utilización de la Cámara de Gesell para el testimonio de niños en el proceso penal es abordar de un modo estandarizado la denuncia de los menores sobre un episodio de abuso sexual.

Su función es tomarle testimonio a niños (menores de 16 años) para los cuales se iniciaron causas penales por sospecha de abuso o maltrato sexual.

Se utiliza en la psicología aplicada al derecho de familia y en el fuero penal para abordar problemáticas que involucran a menores víctimas de delitos contra la integridad sexual.
Se puede utilizar tanto para las víctimas de abuso como para los testigos del mismo.

Que es la Cámara Gesell y cómo funciona
La cámara consiste en un cuarto acondicionado compuesto por dos habitaciones separadas por un vidrio espejado unidireccionalmente (solo permite una visión unidireccional, es decir, solo una habitación puede ver a la otra)

La idea es permitir que los actores judiciales y los profesionales involucrados puedan realizar sus actuaciones.

Estos se posicionan detrás del espejo observando la conducta de los niños sin generar perturbaciones.

La habitación monta un “escenario ameno” para el desempeño del niño evocando en su “decoración” un entorno habitual de juego.

Es decir, de un lado actúa el psicólogo y el niño, y del otro lado, el abogado, un fiscal o secretario del juzgado junto a los peritos de parte.

Entrevistas de declaración testimonial a niños menores
Tomar testimonio a un menor no tiene nada que ver con administrar un test psicodiagnóstico.

Tanto la metodología de entrevista como las preguntas a los menores se realizan mediante un protocolo estandarizado.

Esta estandarización permite realizar la entrevista testimonial sin que interfiera la subjetividad del entrevistador.

El protocolo de actuación utilizado por el entrevistador para tomar testimonio de niños en el proceso penal está basado en las recomendaciones de prestigiosos estudios científicos que investigaron sobre la forma óptima de abordaje profesional a menores víctimas de abuso.

La declaración comienza con un relato libre del menor y preguntas abiertas sobre su familia, colegio y temas generales.
Poco a poco se comienzan a realizar preguntas abiertas sobre el episodio denunciado.
El relato inicial del menor como respuesta a las preguntas puede ampliarse con otras preguntas que el fiscal o las partes le pueden transmitir al psicólogo-entrevistador.

Respecto a la metodología están prohibidas las preguntas sugerentes o consultar al menor sobre su comportamientos sexuales.

Durante la entrevista se considera relevante el relato, como así también, el lenguaje corporal y eventualmente los dibujos y juego desplegado por el menor.

Ventajas de la cámara de gesell para tomar testimonio de niños en el proceso penal
Si bien la ambientación con juguetes busca propiciar un espacio de confianza donde el testigo o víctima pueda sentirse cómodo la principal importancia de la cámara gesell en el proceso penal atenuar la victimización y revictimización de las víctimas

El daño psicológico que deja el estrés postraumático debido al abuso de un acosador sexual o algún delito que tenga que ver con la integridad física emocional y social son gravísimas (victimización primaria)

La utilización de la cámara de Gesell permite atenuar la carga psicológica que implica un proceso de investigación sobre delitos contra el menor.

La cámara permite disminuir los efectos de la victimización secundaria ofreciéndoles al niño un ambiente “típico” de su entorno conocido (escuela, lugar de juego, etc).

La entrevista se propone no ser invasiva permitiéndole hablar, contar sus historias y los hechos vividos mediante un abordaje de contención que le permita sentirse seguro y tranquilo para declarar.

La implementación de protocolos de entrevista conjuntamente con el uso de la Cámara de Gesell permite atenuar dicha revictimización en los niños y adolescentes agraviados.

Foto. ilustrativa

Dejá tu comentario