¿Qué novedad? La defensoría del pueblo bonaerense informa que los jóvenes manejan alcoholizados

Cada vez más jóvenes manejan alcoholizados. Los jóvenes y el alcohol, algo que atraviesa a todas las clases sociales.
La defensoría del pueblo informa pero no sugiere medidas para su control. Otra área oscura y pobre de la defensoría y las delegaciones en todo el territorio bonaerense.

La defensoría no indica en el informe dónde se realizó la toma de datos, clase social, ni el nivel de estudios para su segmentación. No es lo mismo el conurbano que otras ciudades del interior de la provincia. Las delegaciones de la defensoría no aportan datos de alcoholemia, porque afecta a los municipios que no controlan, que silencian los datos de accidentes causados por el alcohol, y que no se ocupan de llevar a cabo campañas de concientización como: “El que toma no maneja” y tampoco realiza controles de alcoholemia en conductores de motos. San Nicolás como municipio y la delegación de la defensoría, ambos de Cambiemos, avalarían el alcohol de alta gama, por nombrar de alguna manera a quiénes se protege en la ciudad.

El informe
Un estudio de opinión realizado por la Defensoría del Pueblo bonaerense a jóvenes de entre 18 y 30 años reveló que la mayoría reconoce haber manejado en estado de ebriedad, y que dijo conocer al menos una persona que, producto de ingesta excesiva, terminó en coma alcohólico.

En tanto, cuando se los indagó sobre los riesgos para la salud que implican las bebidas alcohólicas, sólo refirieron efectos inmediatos tales como la “resaca”, descomposturas y náuseas. No pudieron identificar los efectos que trae aparejado el consumo sostenido de alcohol.

El estudio fue realizado por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, a cargo del Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello, con el objetivo indagar en las motivaciones de jóvenes y adolescentes ante esta problemática.

“Se pudieron constatar cifras de consumo en ascenso desde edades cada vez más tempranas y un hábito internalizado estrechamente relacionado a la sociabilidad y la diversión”, advirtió el informe. En ese sentido, agregó que “la propuesta del estudio se orientó a intentar conocer, de boca de los protagonistas, el vínculo y significado de la ingesta de alcohol, desde el plano simbólico, hasta las experiencias personales, generando así una mirada transversal al consumo”.

Desde la Defensoría señalaron además que en la Argentina no existe un criterio unificado a la hora de elaborar estadísticas sobre accidentes de tránsito. De ahí la divergencia entre los números oficiales y los registros que elaboran las distintas ONG´s.
En ese contexto, especialistas de distintos ámbitos institucionales coinciden respecto a que el consumo de alcohol es una de las principales causas. Según Luchamos por la Vida, la incidencia llega al 50%.

jovenesalcohol_opt

Dejá tu comentario