Política |

Que tienen en común Passaglia, Ginés García, La Escaleia, Rubén Torres y Chiale

A todos los Une Isalud. Todos tienen que ver con medicamentos….

Los apellidos que nombramos, fueron hombres de Felipe Solá, Massa, Scioli y Macri.
Estos nombres aparecían como favoritos para formar parte de los equipos de salud de los tres.

Esos nombres casualmente se rozan, estuvieron siempre vinculados y fueron socios. Son mencionados en diversas irregularidades. Hoy sus nombres aparecen ligados por lo menos a hechos no muy claros.
Son amigos íntimos de la corrupción? o son leales a los negocios, según relatan medios nacionales?

A través de la consulta de varias fuentes de información independientes, este diario pudo reconstruir una trama de película.

Los nombres que se repetían en los entornos de los candidatos a Presidentes, hace apenas unos meses, eran: Ginés García, Ismael Passaglia, Antonio La Escaleia, Rubén Torres, y Chiale. Todos con idénticos apetitos y algunos rozados por la corrupción.

La Escaleia, hombre de Passaglia denunciado por estafa millonaria y el preferido de Scioli.
Rubén Torres, hombre de Massa y rector de Isalud de Ginés. Fue ex funcionario del polémico Pami del menemismo, cuando Víctor Alderete, fue procesado por corrupción. Torres fue superintendente de Servicios de Salud desde 2003 al 2006, cuando fue reemplazado por el albertista Héctor Cappacioli. El cargo quedó en la mira de la Justicia por el caso de la mafia de los medicamentos.
Carlos Chiale, trabaja en Isalud, hombre de Ginés.
Passaglia, Vice Presidente de Isalud, MInistro de salud de la provincia y fue quien nombró a su amigo La Escaleia en el IOMA.

No los une el espanto, sino los medicamentos.

No sabemos de quién es hombre Ginés García y tampoco sabemos de quién es Passaglia, pero a todos los une Isalud y la sospecha de irregularidades con los medicamentos. El pago nicoleño, la misma universidad y la Cartera de Salud, los une hasta hoy.

Pero no fue sino hasta agosto de 2008, cuando la sociedad se desayunó con una noticia atroz: la aparición del crimen organizado en la Argentina. La postal fue más que elocuente: la aparición sin vida de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina en un zanjón de General Rodríguez, provincia de Buenos Aires.

Y el nombre que empieza a circular no es sólo Pérez Corradi por vivir en un lugar llamado Belén de Escobar, sino que vivía en una casa que estaba a nombre de Ginés Gónzalez García, el ex Ministro de salud de la Nación. Este diario pudo saber que, efectivamente, el ex ministro de Salud tiene una propiedad a su nombre en el club privado.

¿Por qué no se habla de los millonarios negociados del ex ministro de Salud, Héctor Lombardo, uno de ellos relacionado a los medicamentos genéricos en el año 2001? ¿Por qué se dice que Lombardo es “socio” de Ginés González García y hasta donde pudimos de Don Ismael?.

El dato curioso? Ginés González García aparece mencionado de manera insistente en el expediente que investiga la mafia de los medicamentos; Pérez Corradi también.

Passaglia, aparece mencionado en el negocio de la efedrina y las drogas químicas. y fue a finales de su reinado en el Ministerio, donde se incrementó el ingreso en 1300% de efedrina y seudoefedrina a Argentina, sin que aparezcan mencionados los ministros de salud, entre el 2002 y el 2007.

Veamos los tres casos y la preferencia de los políticos como Massa, Macri y Scioli.

Ginés García, en 2011 junto a su sobrino Lisandro Bonelli y el intendente de San Nicolás y ex ministro de Salud bonaerense, Ismael Pasaglia, apoyaron públicamente a Massa y son conocidas sus reuniones en una estancia a la vera de la autopista, (ruta 9) vinculada al entonces hombre de la Federación de Comercio.
Y finalmente hace unos meses dijo Ginés, volví al redil, y se acercó definitivamente a Scioli.

A partir de ese momento se mencionó con insistencia el enojo de Macri y desde su entorno anticiparon que si ganaba Macri, Ginés sería reemplazado como embajador en Chile, puesto que conservó por mediación de la presidenta Michelle Bachelet, a quien está asesorando sobre la reforma del sistema de salud en ese país.

Scioli, ya había armado su equipo de salud, si ganaba las elecciones. El equipo lo encabezaría Antonio La Escaleia (corrupción) que lo mudaría a la Nación par encargarse de áreas claves, como el PAMI, la ANMAT y el Iname. Y si bien no había anticipado quien podría ser su ministro de Salud, los nombres giraban en torno a Ismael Passaglia (desvío de fondos y denuncias penales), Alejandro Collia y otra vez Ginéz García, más fuerte que nunca.
Lo que realzaba Scioli era su compromiso con la prescripción por genéricos y mantenía una fluida relación con el colegio farmacéutico provincial y el IOMA.

Ismael Passaglia y vale la aclaración ya había sido Vice-presidente de la Fundación ISALUD de Ginés García y fue casualmente Ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, junto a Ginés García. Egresados de la misma universidad, y habitantes de los mismos pagos.

Todos los nombres de los posibles presidentes estaban unidos por Isalud y los medicamentos. Omitimos mafia por razones obvias.

Por otro lado, Sergio Massa había sumado a sus equipos a Rubén Torres, ex director de la SSS y actual rector de Isalud, “la usina de pensamiento políticas sanitarias” de Ginés González García”.

El interrogante por aquellos días era saber con que candidato iba a “jugar” Gines González García, que sigue siendo un referente de peso por Isalud y otras entidades vinculadas al sector.

Ginés García decía, se volcaba definitivamente a las filas de Scioli, le gana otra vez a Passaglia, luego de haber coqueteado con Massa. Pero la lectura no tiene que ser tan lineal.

Durante las elecciones legislativas de 2011, un sobrino de Gines González García, Lisandro Bonelli y el intendente de San Nicolás y ex ministro de Salud bonaerense, Ismael Pasaglia, apoyaron públicamente a Massa y son conocidas sus reuniones en una estancia vinculada al entonces hombre de la Federación de Comercio.

Macri, también había pensado en su equipo de salud. El PRO intentaba sumar a su equipo a Carlos Chiale, recientemente cesanteado de la ANMAT. que casualmente trabajaba en Isalud, o sea más cerca de Torres y en consecuencia de Massa, que del Jefe de Gobierno porteño, pero siempre cerca de Ginés.

González García y Rubén Torres, cabe destacar comparten una amistad desde hace décadas que se expresa, justamente, a través de la dirección de Isalud igual que con Ismael Passaglia y el resto de los nombrados.

Mismos nombres, mismos hombres, todos relacionados con Ginés García, Isalud y Passaglia.

Passaglia, al que hoy se le van terminando los apoyos, y que una vez miró La Vidal, cuenta en su haber con varias denuncias y con el tema de La Escaleia, se confirmarían protecciones y algunos modus operandi similares para continuar con un negocio millonario.

Acá compartimos algunas denuncias cuando Ismael fue Ministro de Salud hasta hoy, intendente de San Nicolás cuando fue Ministro de Salud de la provincia y que fueron presentadas ante la justicia. Algunas de esas causas están pendientes en la justicia, como el desvío de fondos.

Las supuestas maniobras ilícitas en la gestión de Ismael Passaglia derivaron en varias denuncias penales ante la Unidad Funcional de Investigaciones Complejas (UFIC) nº 8, a cargo de los fiscales Carlos Ariel Argüero y Esteban Pascual Lombardo. Paralelamente, también tenía una investigación abierta el juez federal Canicoba Corral.

Se lo denunció por: Entrega de 4mil kilos de leche, desmantelamiento y abandono de 21 hospitales móviles, compra de tapas de cilindro en desarmaderos de Warnes para un vehículo oficial Ford Escort verde RO 25413 que pertenecería al director provincial de Hospitales, incumplimiento a la Ley de Presupuesto y Contrataciones. Denuncias a su entorno por defraudación y malversación de fondos públicos: Luis Passaglia, Daniel Gruffat, Luis Rugh (hoy en España).

Vaciamiento del parque automotor de Salud. Al iniciarse la gestión de Passaglia tenía 900 unidades, cerca del final de su gestión sólo quedaban 300. Entrega de ambulancias a instituciones privadas.

Arreglo de 11 motores en un taller de 9 y 70 (adonde se habrían asignado sin el pedido previo de presupuestos alternativos) que se habría pagado con fondos oficiales.

En un fallo sin antecedentes, el juez en lo Contencioso Administrativo Federico Arias resolvió la nulidad de una resolución del ministro Ismael Passaglia trasladando al empleado Carlos Cali del Departamento Automotores donde prestaba funciones. Passaglia, que desoyó dos citaciones del juez, debió reincorporar al denunciante.

Desvío de fondos; un pedido de Juicio Político por parte de ATE en el Concejo Deliberante; que no prosperó ni siquiera se investigó. (2015) y es investigado porque sería accionista de la empresa Ponal, denunciada recientemente por esta dirección por estafa al erario público provincial, de confirmarse.

Y siempre mencionado por la efedrina y de la que ya nadie se acuerda, pero los caminos se van cerrando.

El relato, las conexiones, y los acuerdos necesarios de libre comercio que impulsa Macri como es el TPP, prepara el terreno para el gran tema de los medicamentos más caros, las patentes globlales de los grandes laboratorios, y la hipoteca para los que menos tienen en Argentina. Todo cierra en torno a nombres que no son inocentes, y que la justicia sigue de cerca.

Lo que no podemos anticipar es cómo terminrá ésta historia, pero sí sabemos cómo comenzó.

Dejá tu comentario