Política |

¿Querías un cambio? El romance que da frutos

Santiago Passaglia encabeza la lista de diputados, seguido por Sandra Paris y Matías Ramzini.
Unos llaman a ésta situación, Cadena de favores y otros, romance. Sea cual sea el títular, los rumores de romance crecen en la ciudad y en la segunda sección electoral.

Santiago Passaglia tiene por un lado a su amigo Salvai, que dicen que es quien maneja la lapicera y el ipad con las listas y por el otro, el corazón de María Eugenia Vidal.

El corazón de Vidal tiene dueño y es vox populi en San Nicolás.
Los chismes del corazón han llegado a la política y no es casual. Cambiemos no trajo agua fresca a la provincia, todo lo contrario, porque la sospecha del romance que vincularía a María Eugenia Vidal con Santiago Passaglia, se volvió visible cuando su Santiago se vio favorecido con tantos nombramientos públicos, algo a lo que no podría acceder un mortal común, por superposición de cargos, horarios y otros detalles.

Lo cierto es que no se puede ser al mismo tiempo: juez de defensa al consumidor municipal, tener un nombramiento en el ministerio de gobierno, ser director de Provincia Bursatil, subadministrador del instituto de la Vivienda donde su padre es el jefe, administrador de Conindelta, docente recién nombrado hasta fin de año y ahora Maru le pone la corona de diputado provincial, algo que Santiago Passaglia no logró con el FPV, pero sí lo logra cuando por consejo de su padre, enamorara el corazón de la dulce Vidal. Y dio sus frutos, a pesar del dolor que ésto causa en el matrimonio de Santiago.

Como bien dice un fallo de la Corte suprema de justicia: “Las opiniones nunca pueden generar responsabilidad, cuando se refieren a funcionarios públicos o involucren un hecho de relevante interés público”.

Nos consultaron de un medio de chimentos políticos, y contestamos que el romance no nos constaba, pero que el rumor era algo que circulaba fuertemente en todos los estamentos de la sociedad nicoleña.

En política, los romances aseguran votos…

Dejá tu comentario