¿Quién te crees que sos?

A los dueños y amos de la mala educación, no les importa nada. San Nicolás no es lo que era, una ciudad de la buena educación y las buenas costumbres.

La impunidad con la que muchos se manejan en la ciudad, alarma; tanto así que estacionar sobre las veredas se ha vuelto una costumbre cotidiana en la ciudad que impide que las personas circulemos libremente por las veredas.

Acá nadie multa, nadie pena, pese a las ambiciosas declaraciones de “vamos a multar” a los que estacionen sobre las veredas, a los camiones ocupan las veredas sobre calle Belgrano, a los que no desmalecen los terrenos y a quiénes laven las veredas fuera del horario establecido.

Se trata de ejemplos, pero nada se puede esperar si quienes tienen que darlo son campeones del mal vivir.

Dejá tu comentario