Política |

Récord de la morosidad en el pago de préstamos y tarjetas. Los argentinos volvemos a endeudarnos

El retraso en el pago de los préstamos y las tarjetas de crédito llegó a su mayor nivel. La morosidad empezó a crecer y se aceleró en los últimos seis meses por el incremento exponencial de la inflación y ahora por efecto de la recesión y se espera que siga aumentando. Dato que va de la mano de los problemas en la cadena de pagos.

Otro síntoma más de la crisis que afecta al funcionamiento de los servicios financieros pero especialmente a las cuentas familiares y el cumplimiento de sus obligaciones: el retraso en el pago de los préstamos y de las tarjetas de crédito ya es récord.

“La tendencia es lógica porque mucha gente, tentada por descuentos y la chance de ‘patear’ gastos para más adelante, hizo compras en muchas cuotas. Pero luego las tarifas y todos sus gastos les subieron más que los sueldos. Y empiezan a atrasarse”, opinó Mariano Otálora, director de la Escuela Argentina de Finanzas Personales.

Con las tasas extremadamente altas para contener al dólar y la inflación, refinanciar el saldo de la tarjeta de crédito ya tiene un costo financiero total cercano al 100% anual en bancos privados de primera línea, y de hasta 120% en plásticos no bancarios. Mientras que, en préstamos personales, esos costos pueden llegar al 150%. Por eso, advierten expertos, hay altos riesgos de que los nuevos préstamos también se vuelvan impagables, en un círculo vicioso similar a una “bola de nieve”.

“Tasas tan altas son el ‘tiro de gracia’ para los que están muy endeudados con tarjetas y préstamos personales, porque traen un doble efecto negativo: la actividad económica cae, disminuyendo los ingresos de esas familias, y el costo de las deudas se encarece. Así, los que no pueden o no quieren ‘ajustarse’ terminan pagando el mínimo de la tarjeta, sin advertir el altísimo costo de hacer eso”, afirmó el economista Nicolás Litvinoff, director de Estudinero.net al matutino. Y advierte que todo se complica aún más si, al superar los 90 días de mora, la persona es enviada al Veraz, “que es como una ‘lista negra de morosos'”: “Una vez allí, se corta todo tipo de crédito que pueda ayudar a refinanciar la deuda, mientras los intereses y otros costos la siguen engrosando”.

Los argentinos volvemos a endeudarnos.

Dejá tu comentario