Reordenamiento urbano y el centro de la ciudad

La política que impulsa el municipio de Manuel Passaglia, ha demostrado ser sólo el lanzamiento de una campaña con fines electoralistas. Lo cierto es que el “nuevo” reordenamiento urbano es una de las tantas falacias con las que tropiezan los vecinos de la ciudad.

Casi una hora, una señora pretendía salir de su cochera sin resultados. Tocaba insistentemente la bocina para que el dueño o dueña del vehículo apareciera y nada. La ciudad de los cinco minutos y vuelvo.

Todos en el municipio están tan preocupados por obtener votos que olvidan al centro y sus vecinos.

Si hay más inspectores, no se nota. El control vial sólo es un sueño en la cabeza de un intendente cuyo padre estaciona donde quiere, incumpliendo toda norma de tránsito.

Pero los vecinos sufren en primer lugar la desidia de los que cada día estacionan donde quieren y segundo, la falta de políticas serias.

Dejá tu comentario