Política |

Rotundo fracaso de Guillermo Moreno en San Nicolás por querer sumar a Passaglia entre los suyos

Un político que supo llenar clubes recorriendo la segunda sección electoral y dijo que no quería cargos sino sumar a valores perdidos del peronismo, ayer no convocó y su lanzamiento a la presidencia se realizó en a ciudad de San Nicolas sin presencia militante, salvo para las quince personas que fueron a su “acto” y la misma cantidad de personas que fueron a la Federación de comercio local.

Fracaso si entre las variables a considerar, se tiene en cuenta que no convocó como en otras oportunidades que visitó la ciudad, ésta vez acompañado de referentes del fracaso y de otras ciudades.

Mal diagnóstico, mala síntesis, y un mal presagio para aquellos que quieren unidad como un juntadero sin representación.

Eso pasa cuando por un lado se dice, como dijo Moreno públicamente, que quiere sumar a los compañeros aunque estén imputados por la justicia como corruptos y lo mismo sucede en otros actos, cuando asisten “los obligados” a los que les toman lista y tildan el presente.
Así no, muchachos.

Lamentable lo de Guillermo Moreno que seguramente, no le contará a su amigo Chiche Guelblun el pésimo diagnóstico intelectual que lo lleva a querer aceptar a cualquiera con tal de sumar y como si no alcanzara, habló de sumar a quién alguna vez criticó fuertemente en la ciudad; nada más y nada menos que a Ismael Passaglia, un monarca, un patrón de estancia en la mira de la justicia por corrupto y acaso peronista. Los corruptos son corruptos aunque sean peronistas.

El precio que pagó Moreno, vale como advertencia si se quiere, para el resto de las agrupaciones que quieran sondear el circo de la familia Passaglia por los votos.

Hoy Cambiemos no gana en la ciudad, pero todos coquetean con el hombre que a cambio de regalar entradas para el autódromo y a la expo, hace obra pública con el dinero de todos los bonaerenses y se lo mide por baldosas, pero olvidan que aún advertido, ignoró la inundación que asolaría La Emilia.

Lejos de Porcaro, su amigo, su secretaria Liliana y los que en otros tiempos lo acompañaron, lo de Moreno fue lamentable casi rayando el papelón, más si se tiene en cuenta la presencia del impresentable Palito pergaminense, y al referente del pj local.

Afinen la puntería, por acá no; así no muchachos.

Foto: un Moreno desorientado y sin público.

56472446_473739509830179_4925447527022460928_n

Te puede interesar

Dejá tu comentario