San Nicolás. Diario la Verdad repudia la clausura de Ágora por parte de Manuel Passaglia

Hoy, Ágora tiene la agenda suspendida, su escenario vacío y sus puertas cerradas

Hoy van por Agora, mañana van a ir por vos...

(Nota de Redacción) El poder imperial de San Nicolás en otra muestra grave de persecuciones, clausuras y su intento de seguir callando voces, clausuró el espacio de arte más preciado de toda comunidad. Esto es un ejemplo de la Burocracia estatal como herramienta de cierre de espacios culturales que no son proveedores de prebendas como los espacios a los que concurre el intendente.

Nuestro medio se expresa cuando se persiguen espacios independientes, periodistas, radios, y militantes clausurando y amenazando.

Cuando vemos el avance destructivo del macrismo-passaglismo en la ciudad de San Nicolás, que desmantela todo a su paso, nosotros levantamos las banderas de la cultura como un derecho humano.

Para Cambiemos y los Passaglia, hay que tirar abajo los espacios que resguardan la historia, la cultura y la expresión artística. Ignoran voces porque quieren que la de ellos sea más fuerte; clausuran espacios porque ellos tienen personajes de habilitación y matones para que escarmiente el resto y sepan quién es más fuerte en la ciudad.

¿Vamos a dejar que el gobierno municipal clausure los espacios que proponen una cultura diferente a la del gobierno y vamos a dejar que sólo se beneficie a los amigos de manuel con minúscula que piensan a la cultura como un negocio y no como un derecho?.

image.png

Hoy, Ágora tiene la agenda suspendida, su escenario vacío y sus puertas cerradas. NO AL CIERRE DE ÁGORA

Comunicado Oficial de Ágora.

Lamentablemente toca comunicar lo peor: Ágora fue clausurado y cierra sus puertas por tiempo indeterminado. La situación es compleja y, aunque haremos todo a nuestro alcance para revertirla, no podemos saber si tendremos éxito contra la maraña burocrática y los gastos que ésta demanda. Acabábamos de cerrar un año en el que nuestro espacio permitió la realización de: 8 talleres anuales (de Teatro, Yoga, Títeres, Danza, Folklore y Canto); 6 seminarios intensivos (de Psicodrama, Actuación, Soundapinting, Clown, Trabajo Vocal); más de 50 espectáculos (de San Nicolás, Pergamino, Rosario, Córdoba, Rojas, Salto, Ramallo, Santa Fe, Neuquén, Río Negro y Venezuela, entre otros); reuniones de Organizaciones y Colectivos locales sin espacio propio; funciones solidarias para Instituciones, Comederos, Merenderos; Festivales y Encuentros (de Comics, Danza y Teatro).

Todo esto en un contexto económico desfavorable y sin cobrar un centavo, inyectando todos los ingresos de Ágora en acondicionar el espacio tanto para artistas como espectadores, a la vez que intentábamos ir cumpliendo con los requisitos de habilitación. Pero se ve que no fue suficiente. Estábamos tan contentos de regalar nuestro tiempo a un proyecto cultural que sirviera como catalizador del arte independiente local, que generara puestos de trabajo y oportunidades de promoción; fuimos tan felices de ver cómo el público nicoleño llenaba las gradas para ver obras locales creadas, montadas y estrenadas en Ágora; sentimos tanta gratitud por quienes, sin formar parte de los que llevamos adelante Ágora, colaboraron con nosotros de una u otra manera, que nos parte el corazón pensar que esto puede ser una despedida. Pero esa parece ser la realidad, hoy.

Ágora es un espacio artístico independiente sin fines de lucro. Va de nuevo: SIN FINES DE LUCRO. Y estamos seguros que a los cientos de artistas y a los miles de espectadores que pasaron por la casa no les resultaría indiferente que no pudiéramos continuar con el proyecto, encima por cuestiones burocráticas. Esperamos que quienes tienen en su poder el destino de Ágora (funcionarios de distintas ramas del municipio) entiendan la importancia que tiene este espacio para la comunidad, para los trabajadores del arte, para los talleristas, para los alumnos y para los espectadores y nos den la oportunidad de trabajar para poner todo en regla. Porque para nosotros el arte y la cultura nunca fueron un negocio. Y porque si nos basamos en el discurso de todo el arco político, ellos estarían muy preocupados por la cultura.

“La cultura, para el artista, es un servicio. Para el gobierno es una obligación. Y para el pueblo es un derecho

Dejá tu comentario