Política | San Nicolás | Cárceles | Visitas

San Nicolás. Se podrían suspender visitas a los detenidos

Existe preocupación dentro del ámbito carcelario de San Nicolás. Falta de insumos y el contacto con tantas visitas pondría en riesgo al personal penitenciario.

San Nicolás y las cárceles bonaerenses. En medio de protocolos y alertas, existe preocupación dentro del ámbito carcelario bonaerense y en especial nos ocupa el caso de la UP3 de San Nicolás, debido a que el alerta sanitario dispuesto por el gobierno no contemplaría el hecho de las numerosas visitas de familiares que visitan a los internos dentro del penal.

En este contexto de encierro y hacinamiento, si el coronavirus entra a una de las cárceles bonarenses podría provocar una catástrofe. Si bien, tenemos entendido que la jefatura del SPB envió algunas directivas para la atención de familiares que los fines de semana llegan a las unidades para las visitas y una orden de impedir la entrada a gente con riesgo o con síntomas", ésto podría evitarse.

Sabido es que el hacinamiento que hay dentro de las cárceles, sumado a la cantidad de visitas que reciben los detenidos, podría aparejar un mal mayor no sólo para los detenidos, sino para todo el personal que allí trabaja y sus familias.

image.png
San Nicolas no es ajena a lo que sucede en las cárceles bonaerenses

San Nicolas no es ajena a lo que sucede en las cárceles bonaerenses

San Nicolás no es la excepción. Nuestro medio ha recibido consultas acerca de la situación preocupante que sucede dentro del penal de la ciudad. No hay alcohol en gel, no hay barbijos ni guantes descartables, ni otros insumos como lavandina, nos cuentan familiares del servicio penitenciario que se sienten en riesgo. Una población que vive en estado de hacinamiento y que recibe una gran cantidad de visitas, parece no poner en alerta a las autoridades sobre éste tema y las posibles consecuencias.

Por ésta razón consultamos a Luis Simonetti, Supervisor provincial de unidades penitenciarias acerca de los reclamos que nos hacen llegar sobre San Nicolás . Le preguntamos sobre si considera necesario llevar adelante un protocolo que o bien haga que se suspendan las visitas a los detenidos en las cárceles o disminuir la cantidad de visitas a los detenidos, como ocurre en los sanatorios donde por cada enfermo en terapia intensiva sólo pueda ser visitado por un familiar.

Ante la situación actual y desde mi puesto de trabajo, mi sugerencia al Ministerio de Justicia, de quien dependo, ha sido concisa: La suspensión absoluta de visitas a internos. Es quizá una medida conflictiva pero no hay ninguna duda de en que toda acción preventiva que se tome no es nada desmesurado ante una realidad dura y un tanto preocupante.

Debemos pensar no sólo en el personal médico/ sanitario sino en todos aquellos que están en contacto permanente con el interno y con la visita, posibles portadores e infectados.

Desde mi lugar, nos contestó el supervisor, creo que es el momento para tomar la decisión de impedir las visitas en el penal por el lapso de 15 días como son las medidas que ha hecho público el presidente de la Nación.

En este caso Luis Simonetti además nos contestaba que, "no podemos ni debemos quedarnos como simples espectadores sino que la situación merece una rápida acción y es la de preservar la salud de cada uno de los individuos que, por razones de fuerza mayor, deben cohabitar en un lugar de trabajo reducido y hacinados".

Las carceles están saturadas y en la cárcel de San Nicolas hay preocupación. "En el penal nadie se acuerda de los que trabajan como mí marido que es guardia cárcel, nos cuentan; reciben más visitas que la cantidad de detenidos que hay y no tienen ni alcohol ni barbijos y ni guantes". Eso se puede convertir en un caldo de cultivo y ¿qué nos queda a nosotros, la familia, si quedamos expuestos al contagio de ésta pandemia?

Dejá tu comentario