Política |

Se quieren robar la historia. Este pibe no está bien

Van por los edificios históricos y al mundillo de los que cuidan el patrimonio histórico de la ciudad, no se les mueve un pelo.

Van por El Nacional, la escuela media 3, y la sede del club 12 de octubre.

¿Trasladar para progresar?
¿Puede una ciudad perder en manos de un adicto a tirar abajo las trazas de la ciudad, su identidad, su historia y la herencia arquitectónica, sin que a muchos les preocupe?

Un intendente al que evidentemente le ha hecho mal su estilo de vida y sus viejas costumbres, quiere trasladar del centro lo que han sido valores culturales y que dejarán de serlo según un “plan maestro” que acuña Manuel Passaglia en soledad.

Esto se enmarca en un claro atentado a la cultura y al patrimonio local, como ya vimos en la plaza San Martín; un lugar histórico fue reemplazado por un restaurante.

Lo cierto es que los dueños de la ciudad hacen y deshacen a su antojo en sus delirios de trasnoche, para quedar inmortalizados en el cemento y el dinero de la obra pública.

Dejá tu comentario