Info Foto |

Sin la aprobación de la ordenanza correspondiente, el Banco Credicoop se apropia de lugar para estacionar

El centro de la ciudad ofrece un sinnúmero de casos que van contra las normativas.
El ejecutivo municipal bendice en éste caso a un Banco que ya tiene estacionamiento propio, también contra las normativas urbanas, y ahora sobre la misma cuadra de calle Mitre, un espacio pintado de amarillo con una medida antojadiza que nadie conoce, ya no se podrá estacionar, y así suceden las cosas en la ciudad de San Nicolás.

Pintar un cordón de color amarillo que impide estacionar a los autos particulares, como hace el Banco Credicoop, sin los carteles indicadores que expliquen en qué horas está prohibido estacionar y donde además de forma visible se indique la ordenanza aprobada para tal fin, no es correcto. Porque con igual criterio, cualquier frentista puede pintar de amarillo el cordón de su vereda, y parece que es así nomás.

Cada día los conductores de la ciudad se desayunan que donde se podía estacionar, ya no se puede. Sin embargo se vuelve una buena artimaña para embolsar multas, se quejan muchos conductores desprevenidos.

Entradas a edificios sin habilitación es otra de las constantes que van contra toda normativa por no poseer ingreso para discapacitados, es uno de los ejemplos. Los edificios se habilitan para los amigos, no sabemos cómo ni a cambio de qué. Lo cierto es que muchos edificios no están habilitados, muchos árboles son cortados sin permiso porque molestan a algún funcionario; ahora se apropian de un espacio público de manera que por lo menos despierta sospechas, y también se permite el cobro de estacionamiento de motos a un señor que de muy mal humor y sin pertenecer al grupo que tiene a su cargo el estacionamiento medido, cobra por cuidar motos; alguien que sin autorización debe compartir ganancias con algún inspector o funcionario, se dice por lo bajo, porque es intocable el amigo.

El criterio debería ser igual para todos, por lo tanto cualquier frentista puede pintar de amarillo el cordón de su vereda.

Dejá tu comentario