Info Foto |

Ta te ti, ahora vamos por calle Nación

No terminan una calle y empiezan al tun tun con otra,como refiere el decir popular. Ahora es el turno de calle Nación.

Con las obras cláramente mal planificadas, se ve interrumpida la circulación que afecta todo el casco céntrico. Las obras se van haciendo al azar; no terminan una cuadra entera y comienzan con otra.

Así planifica el municipio y el amigo Luciano con el negocio del cemento, más las baldosas de algún proveedor del Instituto de la Vivienda y los errores que saltan a la vista.

Mientras en muchos lugares todo se cae a pedazos, el centro reluce por sobre otras realidades. Nadie controla pero todo está más lindo, dicen muchos; y repiten: roban pero hacen lo que nadie hizo en muchos años en la ciudad y con ésto se conforman en el centro.

De todas las obras que por cada año se aprobaron en la ciudad, la mayoría son de mala calidad; cuarteaduras severas en calles asfaltadas, lámparas led que funcionan el día en que fueron inauguradas y luego hay que cambiarlas por defectos; desagües inexistentes que no nos cansamos de mencionar; obras informadas que nunca existieron, parques que se inundan, barrancas que se desmoronan, además de recursos aprobados y que a la fecha no han sido aplicados.

Hasta ahora no sabemos cuánto vale la obra que con dinero de la provincia se ocupan de la remodelación y embellecimiento de la zona céntrica municipal. Eso sí, del trabajador extranjero como se los escucha y por supuesto en negro que realiza las obras, nadie se ocupa, advierten muchas voces que se quejan por lo bajo.

Dejá tu comentario