Política | Tarifas | Servicios | Facturas

Tarifas congeladas hasta fin de año

Por la pandemia, el gobierno nacional extenderá hasta fin de año el congelamiento de tarifas de los servicios públicos

Tarifas congeladas. La medida busca aliviar la economía de los sectores más golpeados por la cuarentena y además permite que los usuarios puedan acumular hasta seis facturas impagas, consecutivas o alternadas, en el marco de la crisis económica y sanitaria por el Covid-19.

El gobierno nacional volvió a extender el congelamiento de las tarifas de los servicios públicos y al mismo tiempo prorrogó la norma que prohíbe la interrupción de los servicios ante la falta de pago. La medida había sido tomada en los primeros días del comienzo de la cuarentena y ahora, será hasta fin de año.

La medida está determinada en el marco de la ley de Emergencia Social que fue sancionada en el Congreso al comienzo del año legislativo, pero con el nuevo decreto 543/2020 se amplió la cantidad de facturas que se podrán acumular sin que la empresa corte el servicio.

Así de tres facturas impagas, se pasará a seis consecutivas o alternas que un usuario puede acumular por imposibilidad de pago.

El decreto explicita que “las empresas prestadoras de los servicios de energía eléctrica, gas por redes y agua corriente, telefonía fija o móvil e Internet y TV por cable, por vínculo radioeléctrico o satelital, no podrán disponer la suspensión o el corte de los respectivos servicios a los usuarios en caso de mora o falta de pago de hasta seis facturas consecutivas o alternas, con vencimientos desde el 1 de marzo de 2020”.

Las personas que podrán ser incluidas en esta extensión de la medida son los beneficiarios de las asignaciones universales por Hijo (AUH) y por Embarazo (AUE); de pensiones no contributivas que perciban ingresos mensuales brutos no superiores a dos veces el Salario Mínimo Vital y Móvil, actualmente en $ 16.875; monotributistas sociales; y jubilados, pensionados y trabajadores en relación de dependencia que perciban una remuneración bruta menor o igual a dos SMVM.

Además, están comprendidos los monotributistas inscriptos en una categoría cuyo ingreso anual mensualizado no supere en dos veces el salario mínimo; los que perciben seguro de desempleo; los electrodependientes; las empleadas domésticas y los exentos en el pago de ABL o tributos locales de igual naturaleza

En el decreto, también se prorrogó hasta el 28 de junio la obligación de que las prestadoras brinden un servicio que garantice la conectividad a los usuarios que cuentan con sistema de servicio prepago de telefonía móvil o Internet , que no abonaren la correspondiente recarga para acceder al consumo.

Dejá tu comentario