Política |

TLC, golpe a la industria nacional

Tratado de libre comercio, el acuerdo Mercosur-Unión Europea.

Para Macri y su equipo de la alegría es casi un hecho: el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea está a la vuelta de la esquina.
Un pacto que, bajo la óptica del macrismo, será pura ganancia. Sin embargo, desde sindicatos hasta cámaras empresarios de numerosas ramas de actividad están plantándose frente a lo que consideran será un acuerdo que terminará por afectar a la industria nacional.

Desde el Gobierno defienden el acuerdo contra viento y marea, dado que sería el corolario de la política de reinserción de la Argentina en el mundo sin embargo otras voces alertan a proteger a las pymes que son las que más pueden verse afectadas por éste acuerdo.

Un bloque económico más competitivo y con mayor escala, terminará hundiendo a las industrias locales.
Organizaciones gremiales del Mercosur y también de la propia UE firmaron en febrero un documento conjunto –que entregaron a los negociadores de ambos bloques- en el que alertaron que el acuerdo, en función de las condiciones que se están pactando, “perjudicará a los países de menor desarrollo”, tanto a nivel industrial como laboral.

Luego de ese encuentro, desde la CTA -que formó parte de la cumbre-, alertaron sobre “el impacto negativo que este acuerdo tendrá para la producción en general, y para ciertas ramas estratégicas, concluyendo que la firma de este acuerdo es la sentencia de muerte de nuestra industria nacional y el empleo.

Industria en alerta
Desde la Unión Industrial Argentina también vienen poniendo reparos al acuerdo.
La UIA pide que se mantenga la prioridad a las empresas locales en las licitaciones y contrataciones públicas; que los plazos de desgravación arancelaria de bienes se extienda y que haya garantías de mayor control en la certificación de origen, que impida que ingrese, desde puertos europeos, mercadería triangulada de origen asiático.

Argentina ya vivió la destrucción de pymes que son las generadoras de empleo. La historia se repite y el compre argentino será el gran perdedor.

Dejá tu comentario