¿Un solo frentista abona alrededor de 70mil pesos por el pavimento en San Nicolás?

Si calculamos que en una calle existen por lo menos 15 frentistas, cada cuadra de pavimento costaría aproximadamente un millón de pesos.

Hay que recordarle al intendente interino que el pavimento no es definitivo si se rompe, si no tiene cordón cuneta ni desagües.

Como vemos en San Nicolás los terrenos sobre los que se ha pavimentado demostraron no tener las condiciones apropiadas para soportar el tránsito y por ésta razón los baches son cada vez más comunes, aparecen las filtraciones de agua y termina cuarteándose en el mejor de los casos o llenarse de pozos que luego rellenan con un poco de material; sin embargo los frentistas abonan como si se tratara de un buen pavimento que si bien, realza el valor de sus viviendas, se rompe a menos de seis meses de terminado.
El frentista va pagando un pavimento de bajo costo de construcción por un valor altísimo.
Lo que llama la atención es por qué Reano cobra el pavimento en San Nicolás tres veces mas caro que en Ramallo, de donde es la empresa.

Respecto a la pavimentación, es bueno saber que si no existe un plano de fundación bueno o resistente para cada zona a pavimentar, la superficie que se prevé asfaltar se agrietará y acabará cuarteándose hasta romperse y generar baches de gran tamaño. Y eso sucede en San Nicolás, algo que a simple vista padecen los nicoleños.

Bajo el peso del tránsito, el terreno suele ceder, comprimiéndose, y entonces aparecen grietas en el pavimento. En tiempo seco, el suelo se comprime y se cuartea, con resultados desastrosos; en tiempo húmedo, las filtraciones de agua son causa de que el suelo se debilitó y no resiste las cargas a que está sometido.

La obra del pavimento en la ciudad lo paga la provincia y el municipio recauda por cuatro: dinero de la provincia, el dinero de los frentistas, los créditos que Ismael Passaglia solicitó al banco Provincia para pavimentar y a través de las tasas. El vecino sólo debería pagar el costo del uso de máquinas, el costo hombre-hora y el tiempo de realización; algo que si así fuera ya se hubiera asfaltado toda la ciudad con un muy buen pavimento.

El dinero público mal usado debe denunciarse. Es cierto que los habitantes del partido no quieren pagar por una obra tan mal hecha y jamás denunciada por fallas.

Dejá tu comentario