Salud | Vacunación | Salud | Argentina

Salud. Argentina es territorio libre de sarampión

Argentina controló el brote de sarampión y es territorio libre de la enfermedad, anunció el Ministerio de salud de la Nación

El ministro de Salud, Ginés González García, anunció hoy que, tras pasar más de 12 semanas sin casos de sarampión, se da por concluido el brote de esta enfermedad que había comenzado a fines de agosto de 2019 y que se "logró mantener" la condición de "país libre de sarampión".

Argentina había eliminado el virus de sarampión "gracias a una vacunación sostenida y no presentaba casos autóctonos desde el año 2000", explicó en un comunicado el Ministerio de Salud.

Sin embargo, a fines de agosto de 2019 se inició en el país "el brote más extenso de sarampión desde que se logró la eliminación de la circulación endémica, con 179 casos confirmados (118 en 2019, 3 importados y 115 de origen desconocido y 61 en 2020, 13 importados y 48 de origen desconocido) y una defunción", agregaron.

En el mismo sentido explicaron que "la estrategia de intensificación de la vacunación, la sensibilización de la vigilancia epidemiológica y las capacitaciones desarrolladas durante el brote permitieron que durante más de tres meses no haya casos confirmados de sarampión".

"Tenemos que estar muy contentos por interrumpir el brote y mantener el estatus que íbamos a perder", dijo el ministro, y agregó que "ahora queda cumplir con otros objetivos como aumentar las coberturas de vacunación en el contexto actual de pandemia de Covid-19".

El Ministerio detalló que “la estrategia consistió en fortalecer la vacunación, para lo que se adquirieron 7.790.000 dosis adicionales de vacunas, mejorar la vigilancia epidemiológica y la respuesta rápida ante los casos llevada a cabo por equipos capacitados”.

El sarampión es una de las enfermedades más infecciosas del mundo y se transmite principalmente por tos, estornudos y contacto personal cercano. Aunque numerosos países europeos han introducido políticas de vacunación más estrictas, continúa habiendo fuertes movimientos de rechazo a las vacunas que han alimentado la epidemia.

“La información errónea sobre las vacunas es tan contagiosa y peligrosa como las enfermedades que ayuda a propagar”

Dejá tu comentario