Política |

Vidal mintió y miente. Recorta salarios y profundiza la flexibilización laboral

Cuando los trabajadores auxiliares de escuelas del sindicato de ATE y SOEME fueron a los cajeros a cobrar sus sueldos, se encontraron con que la gobernadora María Eugenia Vidal les había descontado el 70% de sus salarios de 8.500 pesos, que a su vez no entraron a paritarias porque la mandataria las cerró por decreto por la aceptación de algunos sindicatos como UPCN y FEGEPPBA tras ofrecer un 15% de aumento, que fue rechazado por los otros gremios por la inflación y la devaluación, incluso antes del tarifazo.

La venganza de Vidal por las medidas de fuerza. A partir de esto, la Justicia de La Plata dio lugar ayer a la medida cautelar solicitada. El fallo fue dictado por el juez en lo Contencioso Administrativo Luis Arias, el mismo que dictó una precautelar por el cierre de paritarias de Vidal semanas atrás

“El carácter alimentario del salario impide que los descuentos y retenciones superen el 20% del haber a efectos de garantizar la subsistencia del trabajador y su grupo familiar”, indicó Arias.

Los recortes de ingresos de Vidal también afectaron, denunciaron los gremios, “a personal que se encontraba de licencia por enfermedad y embarazo”, sin distinguir los casos.

Durante esta semana, los sindicatos SOEME y ATE (que está de paro desde ayer) realizaron intervenciones con asambleas en diversos consejos escolares de la provincia de Buenos Aires. Rechazan el decreto que delega mayores poderes a los ministros y funcionarios de su gobierno, como también de los proyectos de ley enviados por Vidal a la Legislatura, definidos como de “modernización del Estado” y de “emergencia administrativa y tecnológica”, que ponen en jaque a 10.000 trabajadores estatales más, según el gremio, profundizan la flexibilización laboral y atentan contra la Ley 10.430, normativa que le aporta seguridad social a los estatales.

Dejá tu comentario