Vidal va por la caja del IPS y una reforma en las jubilaciones más amplia que la de Macri

Las dos caras de Vidal. La que acaricia abuelos para las fotos y la de las emboscadas que los perjudica.

La famosa “armonización” de lo que hoy se habla en gobierno, implica igualar el IPS con las demás cajas previsionales -con la Anses- lo que implicaría la modificación del cálculo de la movilidad jubilatoria y perjudicaría a los trabajadores.

La Caja del IPS es lo que quieren porque el Instituto de Previsión Social (IPS) deja un superavit millonario y donde más se quiere ajustar es sobre las jubilaciones.

Sabido es que el mayor gasto de presupuesto público en la Argentina son las jubilaciones. Y la forma más lógica de llegar a un ajuste importante según la administración de Macri, es que se replique en las provincias las reformas de Nación. De ahí que la gobernadora enviará ésta semana a diputados un proyecto que además de la eliminación de los regímenes de privilegio, incluya:

– Una modificación de la forma en que se liquidan las jubilaciones docentes y la suba de la edad mínima para acogerse al retiro.
– Un cambio en la jubilación de los empleados judiciales.
– Un aumento de la edad jubilatoria de la caja de empleados del Banco Provincia y una eventual revisión de sus asignaciones más altas.
– Una armonización de todo el sistema provincial con los parámetros de la Anses

La reforma que quiere Vidal alcanzará a los cargos políticos que hoy pueden jubilarse con 55 años de edad y 30 de servicio; mientras que la mayoría de los 600 mil empleados públicos deben reunir un mínimo de 60 años y 35 de servicio para que el Instituto de Previsión Social (IPS) los reconozca como jubilados.
Detrás de esta iniciativa para eliminar los esquemas preferenciales, se oculta modificar el esquema de jubilaciones ordinarias que aplica el IPS para los empleados estatales.

Existe tensión por el alto costo político que ésto produciría en la imagen tierna de la gobernadora si ajustara las jubilaciones como desean armonizar desde Nación. Sin embargo, aunque los más cercanos a Vidal nieguen que Vidal apoye ésta iniciativa, la gobernadora prepara una reforma jubilatoria más ambiciosa y más amplia que la que impulsa Macri.

Dejá tu comentario