Vidal y Ritondo no combatieron la corrupción ni el narcotráfico

La gobernadora no metió preso a ningún millonario

El negocio de la droga y una gobernadora ausente en temas de pobres, como ella los llama. La provincia de Buenos Aires es donde más creció exponencialmente la pobreza, el negocio del narcomenudeo, la corrupción, el lavado de dinero y los millonarios. Pero los millonarios, hijos de la corrupción, no se tocan y los de su propio riñón tampoco.

La Gobernadora expresó que los narcotraficantes “no son pobres ni desocupados, son millonarios y lavan dinero del narcotráfico”. Sin embargo en sus años de gobierno ningún millonario fue descubierto, ni cercado ni detenido; pero la pregunta que no le hicieron y que nunca podrá responder, es: ¿cómo sabe Vidal que los narcotraficantes son millonarios más allá de una mera especulación de propaganda? ¿cómo es el circuito por el que lavan dinero? ¿Que puede decir de los vínculos con la política y el narcomenudeo que asolan su provincia y varias ciudades?

Nunca tocó ni la gobernadora ni el sheriff Ritondo, al núcleo duro y central del narcotráfico en cada ciudad del interior bonaerense, por el que muchos se hacen millonarios y solo los pobres van presos. Un bunker de Paco para la foto no es combatir la droga.

También expresó que “Los pobres son rehenes del narcotráfico cuando el Estado pasa por el costado", y omitió los vínculos del poder político con el flagelo de la droga y del mismo modo olvida mencionar como una estrategia a los políticos que son de su mismo sello político y lavan dinero. Eso ocurre cuando un gobierno y no el mal llamado Estado, se beneficia del mismo dinero producto de la corrupción y ese tema le ha pasado por el costado a Vidal y no al Estado. El Estado tiene todas las herramientas, igual que la justicia; sin embargo la gobernadora sólo se ocupó de ver cómo por su costado pasaron los grandes temas como el narcotráfico y la corrupción, y nada hizo.

No vinieron a combatir la droga ni la corrupción sino al pobre. No vinieron a combatir la droga ni la corrupción sino al pobre.

La gobernadora aclara lo que no pudo hacer en éstos cuatro años. “falta trabajar en el tema lavado” como dijo en una entrevista en Radio Mitre. Y nosotros le decimos, señora "Usted nunca se ocupó de la corrupción".

No es serio, que ahora una gobernadora en caída libre salga a discutirle a los curas y mucho menos que ponga en boca de quién le lleva una inalcanzable ventaja, -sobre el tema de la pobreza y la droga, que ella misma generó-, frases que Axel Kicillof nunca dijo.

Dejá tu comentario