Policiales | Vigiladores | Robo | Trabajadores

Tres Vigiladores robaban cobre. Todos los vigiladores no.

No metamos a todos los vigiladores en la misma bolsa. Gracias a los vigiladores que denunciaron el robo sistemático de cables, la policía aprendió a los delincuentes

image.png

Tres vigiladores fueron arrestados dentro de la Empresa Ternium Siderar, donde prestaban servicio, por el robo sistemático de cables de cobre. Estos hechos despertaron sospechas de parte de otros vigiladores que reportaron la situación de robo hormiga durante los cambios de turno.

El trabajo policial de la localidad Bonaerense de Villa General Savio a cargo de la Inspectora Soledad Andrina, se debió a la denuncia del buen trabajo que allí desempeñan otros vigiladores; de ahí que pudo desbaratarse la banda conocida como la de “Los vigiladores”.

No metamos a todos los vigiladores en la misma bolsa. La banda que operaba adentro de la planta siderúrgica fue detectada por otros trabajadores responsables de la seguridad dentro de la empresa. La banda acopiaba cobre y lo retiraban en el móvil de la propia Empresa de Vigilancia, con los cambios de turno.

Desde el destacamento a cargo de Andrina se pudo saber que ésta práctica se venía realizando desde hace un tiempo gracias a las denuncias recibidas y los vigiladores pudieron ser detenidos.

El trabajo policial, reiteramos, se llevó a cabo gracias al resto de trabajadores de vigilancia que dieron aviso a la empresa y a la policía. Por eso decimos, No todos en la misma Bolsa. Acaso la generalización hace que se sospeche de todos los vigiladores, sin embargo los hechos han demostrado que mientras la mayoría de los trabajadores realizan seria y responsablemente su tarea, otros, los menos, aprovechan para delinquir.

Detrás de los buenos laburantes hay familias y hay valores. Unos pocos no pueden malograr el trabajo del resto y mucho menos en tiempos donde peligran puestos de trabajo y algunos aprovechan para sacar ventaja de la situación señalando a la empresa de vigilancia para ocupar su lugar y a todos los trabajadores por igual que hoy temen por su trabajo.

Dejá tu comentario