Política |

Y un día volvió

En aquella época de la carpa de la dignidad, y después de tres años, “Sin violencias, con imaginación y entereza, instalaron nuevos métodos para la lucha gremial, resistieron los empellones del poder altanero, soportaron la fatiga propia y la ajena, eludieron las tentaciones de la rendición anticipada, desoyeron los consejos maliciosos y demandaron hasta conseguir, en la libertad democrática, el mandato de la ley. Probaron, con toda evidencia, que ninguna razón de la economía es superior a la condición humana.

Con el paso del tiempo, tal vez se extraviarán en la memoria los nombres de los mil quinientos ayunantes, pero eso no importa. Igual serán leyenda en el imaginario popular, porque así se cuentan los sueños, porque así se recuerdan las epopeyas de los mansos.”
– José María Pasquini Durán – periodista – extracto de su nota de opinión del 31 de diciembre de 1999 en Página 12.

“Los 3 años de la lucha de la Carpa Blanca constituyen una épica y compromiso de la escuela pública. Fue la resistencia de nuestro pueblo al neoliberalismo”.
– Hugo Yasky – Secretario General de la CTA NACIONAL –


Recordemos. Ayer y hoy

Ayer. Entre los reclamos fundamentales se encontraban aquellos que apuntaban a mejoras salariales, una Ley de Financiamiento Educativo, la derogación de la Ley Federal de Educación y contra las políticas instrumentadas durante el gobierno de Carlos Menem. Podemos remarcar los objetivos políticos que fueron parte de esa lucha:

• Evitar que la reforma del Estado, la precarización laboral y la desocupación afectaran a la educación.
• Ponerle límite al proceso de desfinanciamiento progresivo del sistema educativo, que venía profundizándose.
• Disputar ideológicamente el proceso de desacreditación de la escuela pública.
• Resistir la privatización de segmentos del servicio educativo.
• Denunciar y combatir los mecanismos de exclusión y diferenciación que las reformas neoliberales potenciaban o introducían en la escuela.

Hoy. “Paritarias libres y sin techo”, en defensa de la escuela pública, y en contra de la política neoliberal que afecta como ayer la dignidad de todos los trabajadores

Dejá tu comentario